Última Hora

El Presidente de la República, Carlos Alvarado, defendió este lunes el nombramiento de Ottón Solís como representante de Costa Rica ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

"Tengo un criterio propio de lo que debe ser esa representación y creo que el Presidente es electo para tener criterio y tengo un criterio propio", dijo Alvarado tras ser consultado por la prensa, una vez finalizado el acto oficial de regreso a clases.

El mandatario aseguró que los diputados tienen "espíritu patriótico" y, sobre un eventual "bloqueo" legislativo de proyectos relacionados con el Fondo Monetario Internacional (FMI), sostiene que la agenda es "buena para el país y necesaria" y, por lo tanto, debe ser aprobada.

"Los diferendos políticos no deben estar de por medio en algo que, per sé, es bueno para el país. Eso es lo que corresponde", agregó.

Alvarado no comparte el criterio de que el representante ante la OCDE debe ser designado por el ministro de Comercio Exterior. Andrés Valenciano, jerarca de COMEX, recomendó otro candidato e insistió en que ese proceso "no interrumpiera el intenso trabajo de esta etapa".

"¿Si no para qué iría al Consejo de Gobierno? (el nombramiento). En todo caso, yo soy quien designa al ministro del ramo", cuestionó Carlos Alvarado.

No comparte críticas

El Presidente también se refirió a la ola de críticas que ha recibido por el nombramiento del fundador del Partido Acción Ciudadana (PAC) y exdiputado.

"Respeto mucho la opinión de diputados, exministros, o algunos, y de algunos sectores empresariales que se han manifestado; pero, como he dicho, yo en esto tengo un criterio de lo que debe ser esa representación (ante la OCDE), es mi trabajo tener un criterio y es mi trabajo tener un criterio en función de los costarricenses, no de visiones sectoriales o políticas", expresó.

"Si estuviera extralimitándome a mi mandato, sería una situación de preocupación. Si alguien considera también que hay algo ilegal, que no creo que lo haya, puede usar también las herramientas institucionales para dilucidarlo, las que tiene la democracia. Pero es el criterio del Presidente, es mi criterio", concluyó Alvarado.

El mandatario insistió en que la representación, ante la OCDE y cualquier otro organismo o embajada, no es la "voz" de un partido político ni la de un sector, más bien, responde al Poder Ejecutivo y, concretamente, a la figura del jefe de Estado.