Última Hora

Fieles a una tradición de 16 años,  un grupo de vecinos de San Ramón se reunió en el centro cultural José Figueres Ferrer, para participar en el rezo del niño.

La familia Núñez  Madrigal fue la encargada de rezarle y cantarle al niño.

Unos asisten al rezo desde hace varios años, otros, se enteraron por casualidad.   Lo cierto es que por unos minutos los unió la fe y la música, sin importar la diferencia de edades, gustos o profesiones.