Última Hora

Entre las películas criticadas para esta semana por el crítico de cine, Mario Giacomelli, destaca "Rápidos y furiosos 7",  además comenta el estremo “Juntos pero no tanto” y “Fuerza Mayor” del cineasta Ruben Ostlund.

Crítica 1: “Juntos pero no tanto”

Intérpretes plurigalardonados y un director de gran trayectoria, no son suficientes para redimir una comedia blanda e insignificante. Michael Douglas encarna a un anciano vendedor de bienes raíces, hombre viudo, solitario y amargado, quien durante unos meses debe hacerse cargo de una nieta a la que nunca conoció.

El director Rob Reiner, quien tuvo su período de esplendor en los años 80, ya no es ni la sombra de sí mismo. Reiner deja que la narración se arrastre con fatiga entre una situación consabida y otra, resultando incapaz de aportar un poco de brío a los acontecimientos en pantalla.

Tampoco logra aprovechar el indiscutible talento de los dos actores principales: entre Douglas y Keaton no parece existir la menor atracción y además, ninguno de los dos demuestra tener interés en lo que está haciendo.

Probablemente "Juntos pero no tanto" pasará a la historia como la peor realización de todos los talentos involucrados. Mi calificación es muy baja: un 3.

Crítica 2: “Fuerza Mayor”

Tras obtener un premio en el Festival de Cannes, "Fuerza Mayor" ha sido distribuida alrededor del mundo. Vaya descubrimiento: este poderoso drama psicológico, escrito y dirigido por el cineasta sueco Ruben Ostlund, es toda una revelación.

De manera incisiva, describe la disgregación de una familia sueca, aparentemente perfecta, cuyos miembros viajan a los Alpes franceses para esquiar durante cinco días. En el segundo día de vacaciones, mientras están almorzando en un restaurante, ellos viven una experiencia aterradora, al observar una avalancha que parece a punto de arrasarlos. Instintivamente, el padre sale corriendo; y ese gesto es el detonante que lleva a una fractura de las dinámicas familiares.

La obra es actuada con convicción y sobre todo, está muy bien narrada. El autor emplea un lenguaje limpio, austero, controlado. Haciendo un uso magistral de las tomas fijas y recurriendo a una musicalización sorprendente, Ostlund transmite un sentido de angustia palpable, una fuerte sensación de tragedia inminente.

La sugestiva ambientación alpina, contribuye a crear esta atmósfera inquietante, que poco a poco se insinúa en el alma del espectador. "Fuerza Mayor" plantea reflexiones universales sobre la naturaleza humana, visualizando el temor de no cumplir con nuestras propias expectativas cuando llega el momento de la verdad.

Una gran película, que se merece un gran 9.

Crítica 3: “Rápidos y furiosos 7”

Me resulta incomprensible el éxito descomunal de esta saga tan vulgar y descerebrada. Incomprensible como lo es la trama de la sétima entrega: una especie de cruce entre un episodio descartado de "Misión imposible" y una cinta de James Bond, de las menos inspiradas.

Aquí un villano, encarnado por Jason Statham, quiere vengar la muerte de su hermano, que había sido el villano del capítulo anterior. Eso es todo: hay diálogos ridículos sobre la importancia de la familia, una que otra escena de transición o relleno y muchas secuencias de acción totalmente estrafalarias, tan exageradas que no tienen la menor credibilidad.

A veces parece estar viendo una película de superhéroes, donde los protagonistas no necesitan superpoderes porque el director les permite realizar toda clase de hazañas absurdas. Carros deportivos lanzados con paracaídas desde un avión, que aterrizan y corren a toda velocidad como si nada... otro carrazo atravesando no uno, no dos, sino tres rascacielos en Abu Dhabi... choques frontales donde los choferes se bajan y enseguida empiezan a pelear.

En fin, una sobredosis de tonterías. Si les gusta el género, la película está bien hecha: y solo eso faltaría, después de que gastaron 250 millones de dólares realizándola.

En mi caso, las dos horas y media de proyección se me hicieron eternas. Lo mejor es el emotivo homenaje final al fallecido actor Paul Walker; y por eso llega a 4 mi calificación para "Rápidos y furiosos 7".

 Estreno de la semana: "Héctor y la búsqueda de la felicidad".

 El talentoso comediante Simon Pegg estelariza una producción británica con un título curioso: "Héctor y la búsqueda de la felicidad".

En efecto el protagonista es un psiquiatra llamado Héctor, quien sufre una depresión debido a ciertos conflictos profesionales y se da la tarea de recorrer el globo, entrevistando distintas personas para averiguar el secreto de una vida feliz.

No se pierdan esta película en su cine favorito y esperen me comentario el próximo viernes, aquí en Buen Día.

De último, no dejen de seguirme en la página de Facebook: Buen cine con Mario Giacomelli, donde recomiendo una buena película todos los días.