Última Hora

Esta expresión artística se conoce como nado sincronizado y es una disciplina deportiva que requiere de muchísimo compromiso.

Es un esfuerzo de mucho tiempo. Se calcula que las niñas y muchachas que logran hacer una presentación impecable, deben tener una constancia de años pero el esfuerzo vale la pena por las ventajas que aporta practicar este deporte.

Siempre se está en búsqueda de talentos.

Lo recomendable es que las niñas comiencen entre los cinco y seis años sin embargo, las más grandecitas entre siete y 15 años también pueden ingresar, ojalá con algo de preparación ya sea en ballet o gimnasia.

Muchas son las que se matriculan, pero pocas las que permanecen.

Esta es una disciplina fuerte, estética y muy femenina que sus hijas podrían probar, en estas vacaciones.

Usted puede obtener mayor información al 8373-4005.