Última Hora

Carlos Muñoz y varios surfistas costarricenses aprovecharon hasta más no poder las tres horas para el disfrute de las playas que autorizó el Gobierno desde este lunes.

“Esperamos que poco a poco sean más horas, vamos a respetar todas las normas de protocolo y entre nosotros buscaremos que ningún surfista se sobrepase. Estas tres horas fueron grandiosas”, expresó el seleccionado nacional.

Tras semanas de confinamiento por el COVID-19, el Gobierno tico ordenó la reapertura de las playas de lunes a viernes de 5 a 8 a. m., mientras que los fines de semana se mantiene la restricción.

“Todos estamos muy felices, para nosotros surfear es la conexión con el mar. Nos ayuda a controlar la mente y estar en un mejor estado”, agregó Muñoz, quien entrenó en Playa Hermosa.

En Pavones, los hermanos McGonagle aprovecharon cada minuto en el patio de su casa.

“Estuvo muy divertido, increíble volver al mar. Es un sentimiento único y pude desahogarme de mucho del estrés que ha causado esta situación”, destacó Leilani McGonagle.

Un ‘guardavidas’ es el encargado de ordenar el ingreso y la salida de los deportistas y visitantes en los horarios establecidos.

“Surfié las tres horas completas sola. Aunque llegaron otras personas, todos estaban respetando las normas, a la distancia se les notaba que estaban felices”, agregó McGonagle.

*Información cortesía Prensa CON.