Última Hora

La sueca Sarah Sjöstrom consiguió este domingo en Budapest el récord del mundo en los 100 metros en estilo libre, parando el crono en 51,71 segundos, en la final de 4x100 m que, pese a su histórica marca, se acabó llevando el equipo estadounidense.

Las suecas, en cabeza tras el récord de Sjöstrom (que se convierte, además, en la primera mujer que baja de los 52 segundos en esa disciplina), desperdiciaron la ventaja y terminaron cuartas, por detrás de Estados Unidos, Australia (segunda) y Holanda (tercera). 

El triunfo de las norteamericanas se basó en la soberbia actuación de Katie Ledecky, que firmó en la prueba de relevos su segundo oro de la jornada tras el conseguido poco antes en los 400 m libres.

Con su primer triunfo del día, Ledecky consiguió el que fue su tercer título consecutivo de campeona del mundo de la disciplina. En dicha prueba la estadounidense completó la carrera en 3 minutos, 58 segundos y 34 centésimas, superando claramente en el podio a su compatriota Leah Smith y a la china Bingjie Li. 

La joven de Washington se convirtió en la primera nadadora en ganar la misma prueba en tres Mundiales consecutivos y con su victoria en los 4x100 suma dos oros en estos campeonatos del mundo de natación, celebrados en Budapest.