Otros deportes

Brasil hace historia con primer título mundial de balonmano femenino

El mérito de Brasil es doble ya que se impuso a la anfitriona en el pabellón Kombank Arena de Belgrado, delante de cerca de 20.000 personas.

Por AFP Agencia |22 de diciembre de 2013, 7:25 AM

La selección femenina de balonmano de Brasil se proclamó campeona del mundo por primera vez en su historia después de derrotar en una emocionante final a Serbia por 22 a 20, este domingo en Belgrado.

Brasil, que acabó el torneo invicto después de sumar 9 victorias en 9 choques, se convirtió en el segundo país no europeo en conseguir el título mundial, después de Corea del Sur en 1995.

Dinamarca, por su parte, venció a Polonia (30-26) y consiguió el tercer puesto del torneo. Es la primera medalla internacional para las danesas desde sus tres títulos olímpicos consecutivos en 1996, 2000 y 2004.

El mérito de Brasil es doble ya que se impuso a la anfitriona en el pabellón Kombank Arena de Belgrado, delante de cerca de 20.000 personas que no dejaron de animar en todo el encuentro.

En la final, Alexandra do Nascimiento, mejor jugadora del mundo, resultó determinante con seis tantos. Su compañera Babi Arenhart fue elegida mejor arquera del campeonato y Duda, la mejor jugadora del torneo.

El combinado latinoamericano consiguió una ventaja importante en la segunda mitad al colocarse 16-11 pero las anfitrionas no bajaron los brazos y consiguieron remontar hasta situar el empate momentáneo (19-19) a pocos minutos para el final. La pívot serbia Dragana Cvijic resultó imparable en ese tramo con 5 tantos.

Brasil hizo prueba entonces de una gran madurez al mantener la cabeza fría, calmar sus nervios y volver a empezar de cero. Así, Dani Piedade hizo el 20-19, Déborah Nunes puso de nuevo en ventaja a Brasil con el 21-20 y Ana Paula cerró el partido con el 22-20 definitivo.

Ambas selecciones ya se había enfrentado en la fase de grupos y el triunfo también cayó entonces del lado de las brasileñas (25-23).

Brasil se aprovechó también del bajo momento de forma de los equipos europeos que habían arrancado el campeonato como favoritas para el título final. Es el caso de Noruega o Francia, finalistas en 2009 y 2011, que demostraron que aún no están listas para los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro 2016 al caer, ambas, en cuartos de final.

Sin gran tradición en este deporte, las sudamericanas, invictas durante el torneo, han rendido a un altísimo nivel en el país balcánico y se convirtieron en una seria candidata a la victoria según transcurría la competición.

La cohesión del equipo se plasmó desde el primer día. No en vano, seis de las jugadoras de la selección se conocen a la perfección ya que militan en el club austriaco Niederosterreich, dirigido por Morten Soubak, el seleccionador nacional.

Las 'Meninas' forman parte de un proyecto que tiene como objetivo final una victoria olímpica en los Juegos de 2016, que con seguridad tendrán al equipo local como uno de los favoritos al triunfo final.