Última Hora

El Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) del Ministerio Agricultura y Ganadería sostuvo que actuó bajo legalidad en lo referente a las autorizaciones de exportación de tiburón.

Esto luego de que el pasado jueves, Fundación Marviva denunció aparentes anomalías en la tramitación de 11 solicitudes de exportación de especies de tiburón que están protegidas por la Convención Internacional para el Comercio de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre (CITES).

Dichos trámites se habrían dado entre el 24 de noviembre del 2020 y el 7 de enero del 2021, para exportar tiburón a México, Taiwán y Hong Kong,  esto sin contar con las  facultades para hacerlo.

Lo que denuncia MarViva es que estos permisos se tramitaron después de que la Sala Primera de la Corte comunicó una sentencia en la que se anulaba el decreto en el que se autorizaba al Senasa como autoridad administrativa de CITIES, tras un decreto Ejecutivo emitido durante el Gobierno de Luis Guillermo Solís, en el año 2017.

Por su parte, Senasa sostiene que el Decreto Ejecutivo N° 40379-MINAE-MAG denominado “Reforma Regulación de la Autoridad Administrativa y Autoridades Científicas de la Convención Internacional para el Comercio de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres (CITES)” del 28 de abril de 2016, fue sometido a un contencioso administrativo, en la disputa judicial el SENASA no fue parte y por ello no fue notificado de las resoluciones que se emitieron en dicho proceso.

“Es hasta el día 9 de febrero de 2021 en que se publicó la Resolución N° 002005-F-S1, en el Alcance N° 28 a La Gaceta N°27, momento en que el SENASA conoce el resultado del proceso judicial” aclaró la entidad en un comunicado.

Senasa también asegura que el pasado 4 de febrero,  mediante el oficio SENASA-DG-123-2021, le informaron a Fundación MARVIVA que el último certificado emitido por SENASA como autoridad administrativa se realizó el día 07 de enero de 2021, habiéndose emitido antes de la publicación de la Resolución N° 002005-F-S1.