Última Hora

Expertos advierten que la mayoría de población no está verdaderamente preparada para enfrentar un sismo de grandes magnitudes en la capital.

Aunque suene un poco exagerado lo cierto es que estamos expuestos a un terremoto con capacidad destructiva en cualquier momento.

Según expertos, los edificios más antiguos colapsarían aunque la mayoría de infraestructura soportaría.

Eso sí los precarios y construcciones hechizas se verían seriamente golpeados.

La pregunta elemental es, ¿qué tan capacitados estamos para enfrentar la emergencia?

En una institución pública cómo el minae, podrían pasar muchas cosas porque no hay señalización  ni protocolos para desocupar nueve pisos.

En el centro de San José Telenoticias visitó un local comercial para saber cómo enfrentarían un terremoto. Tal parece que no estamos suficientemente preparados.

Pero no todo es negativo. Los estudiantes de la escuela República de Haití son un ejemplo. Aquí cada uno sabe qué hacer y existen protocolos establecidos.

Lo recomendable es prepararse para un eventual desastre.

Un adecuado protocolo ante situaciones de emergencia podría hacer la diferencia entre la vida y la muerte.