Última Hora

Eladio Araya, un empresario de la construcción que presentó la denuncia en el 2017 que originó la investigación conocida hoy como caso Cochinilla, aseguró que la práctica de repartir sobornos a funcionarios públicas por parte de las empresas ahora investigadas no es algo nuevo.

Araya indicó, ante la comisión legislativa que indaga el caso, que esta es una práctica que se llevaba a cabo desde hace décadas, y que ha hecho desaparecer unas 15 empresas que no han podido soportar este sistema propiciado por grandes compañías constructoras.

El compareciente manifestó que el ciclo ha sido el mismo; ofrecer viajes, dinero, fiestas, almuerzos a cambio de ayuda para ganar licitaciones y eliminar competidores.

Eladio Araya, dueño de Grupo Orosi, denunció años atrás, que representantes de empresas ahora investigadas, le ofrecieron dinero para hacerse un lado en algunas licitaciones importantes. Él aseguró que se negó y posteriormente denunció el hecho.

Vox pópuli

¿Cómo se enteraba usted de ese tipo de prácticas?, le consultó la diputada Franggi Nicolás.

 "Porqué era vox populi entre el gremio de la construcción. Si ustedes llaman a varios otros empresarios le van a decir esto" respondió Araya.

"¿El Ministro de Obras Públicas sabía esto?", repreguntó la diputada.

"Habría que ser demasiado ingenio, porque don Rodolfo estaba ya  en su tercer periodo", dijo Araya.

"Creería que si estaba enterado?", insistió la legisladora

"Amigos míos me han dicho a mí, porque yo nunca he conversado con don Rodolfo, que él llamaba a los cochinillos, (H.Solís y Meco) como el clan" contestó.

Araya agregó que "no hay forma en que le hayan ocultado esto al ministro, caso contrario él estaba viendo para el ciprés"

El empresario insistió que él no presentó la denuncia del 2017 ante el ministro porque para ese entonces el jerarca no había llegado aún a su tercer período, pero dijo que durante años se han dado denuncias ante varias entidades y nunca ha ocurrido nada.

Recalcó que son más de 70 denuncias y que  todas están con sellos de recibido. 

"Son denuncias del  2017, 2018, 2019 y 2020" aseveró el compareciente.