Última Hora

El Banco Promérica presentó una acción de inconstitucionalidad contra la reforma que permitió establecer un tope a las tasas de interés en el país, limitación que empezó a regir recientemente.

La entidad financiera consideró que su aprobación no se basó en criterios técnicos y desatendió las recomendaciones del Banco Central o de la Superintendencia de las Entidades financieras.

Así lo informó el banco mediante un comunicado de prensa distribuido este viernes.

Según señala dicho comunicado "El banco ha hecho una evaluación rigurosa de la mencionada ley, concluyendo que el texto viola principios constitucionales de razonabilidad y proporcionalidad, es arbitraria al proponer metodologías de cálculo no sustentadas en normas técnicas de la disciplina financiera, limita la libertad de contratación y ha tenido un grave efecto de exclusión financiera para los consumidores"

Además, la entidad consideró que las consecuencias de la exclusión financiera ya se están empezando a materializar, y "serán más evidentes en las próximas semanas".

En su comunicado el banco estima que las consecuencias serán el cierre de establecimientos comerciales y pymes, el despido de empleados del sector comercio, una grave reducción de la recaudación fiscal y de cuotas para la Caja Costarricense de Seguro Social, al mismo tiempo que consideró que "más de 135 mil clientes del Sistema Bancario no tendrán acceso al crédito, obligando a un desplazamiento de estas personas hacia el sector informal, resultando en la pérdida de la trazabilidad transaccional y desfavoreciendo la inclusión financiera a sectores más vulnerables".