Última Hora

Los expertos lo han dicho durante los últimos días: la posibilidad de que el cohete chino que está perdiendo altura caiga sobre un lugar poblado en la tierra es realmente muy remota.

De hecho, es mucho más probable que se desintegre al entrar a la atmósfera y caiga en pequeños pedazos al mar, pues la mayor parte de la superficie del planeta está cubierta de agua.

Según BBC, el astrofísico Jonathan McDowell, experto del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard, indicó que "No creo que la gente deba tomar precauciones. El riesgo de que haya algún daño o de que golpee a alguien es bastante pequeño". 

"No perdería un segundo de sueño por esto como una amenaza personal" dijo el mismo científico a CNN.

Además, BBC citó al gobierno chino explicando que es una práctica común que un cohete se autodestruya cuando ingrese a la atmósfera.

Dejando muy claro que la amenaza es sumamente baja, MacDowell mostró este sábado por la tarde cuatro escenarios de posibles trayectorias, entre los cuales hay diez países.

El escenario número dos incluye dos países de América: Haití y Costa Rica.

Las líneas que muestra la proyección pasan. en su mayoría. sobre agua, y los únicos puntos en la tierra señalados para este parte del mundo son la isla caribeña y nuestro país.

Es importante aclarar que la trayectoria no implica necesariamente que el cohete caiga. Lo que señala son los puntos por los que pasa. No es sino hasta que empiece a perder altura que se podría conocer con mayor exactitud donde caerá, pero los expertos insisten que lo más probable es que sea sobre alguno de los océanos.

Erick Sánchez, del Planetario de la Universidad de Costa Rica (UCR) también apuntó a que el área señalada todavía es muy extensa, prácticamente toda la órbita.

Consultado al respecto, Alexander Solís, presidente de la Comisión de Emergencias dijo que ya se activó al equipo de Aviación Civil y se coordina con organismos regionales que se encargan de este tipo de temas para llevar estos monitoreos.

Es necesario recalcar que los expertos han dicho que este evento representa una amenaza muy baja, pues como se dijo, lo más probable es que caiga en el agua.