Última Hora

Un estudio revela que esta práctica está relacionada a trastornos de  ansiedad y consumo de drogas.

¿Sabe usted qué envía o recibe su hijo adolescente por medio del teléfono? Un estudio publicado en la revista "JAMA Pedriatics" revela que uno de cada siete menores de 18 años ha enviado algún mensaje con contenido sexual.

Esta práctica es sumamente peligrosa y puede traer serias consecuencias.

El estudio además indica que existe una asociación entre el sexting y trastornos como la ansiedad y la depresión.

Esta práctica también estaría relacionada con el consumo de alcohol y drogas.

La inmadurez de los adolescentes los hace más susceptibles, ya que no solo se trata del

material que envían, también es peligroso lo que reciben.

Para los especialistas es fundamental la comunicación entre padres e hijos.

El sexting induce a casos de venganza, abuso, extorción y pone a la persona menor de edad en una potencial víctima de depredadores sexuales.