Última Hora

Playoffs de la NBA suspendidos, semifinales del torneo de tenis de Cincinnati en pausa, entrenamientos parados en la NFL: el deporte estadounidense está en una batalla contra el racismo y la brutalidad policial que ha recibido las críticas de Donald Trump este jueves.

Los Milwaukee Bucks, equipo del estado de Wisconsin (norte), fueron los primeros en negarse a disputar sus partidos de playoffs de la NBA del miércoles, forzando la suspensión de toda la jornada y poniendo en jaque la continuidad de la temporada.

Los tres partidos de este jueves fueron también suspendidos pero los jugadores, en una reunión colectiva en la sede de Disney World (Orlando), acordaron terminar su boicot y reanudar los playoffs el viernes o el sábado, confirmó la NBA.

Este jueves se celebraba una conferencia ente representantes de los 13 equipos que compiten en Disney World con miembros de la NBA y el presidente del Comité de Relaciones Laborales, el legendario exjugador Michael Jordan, "para discutir los próximos pasos", dijo la liga en un breve comunicado.

En una reunión de jugadores la noche del miércoles, los miembros de Los Angeles Lakers de LeBron James y los Clippers de Kawhi Leonard, dos de los grandes candidatos al título, llegaron a votar a favor de cancelar la temporada. 

"¡¡El cambio no se produce solamente hablando!! ¡Ocurre con la acción y tiene que suceder AHORA!", escribió LeBron en Twitter.

La NBA "una organización política

Desde Washington, el presidente Donald Trump criticó este jueves las protestas acusando a la NBA de haberse convertido en "una organización política".

"No sé mucho sobre la protesta de la NBA. Sé que sus índices de audiencia han sido muy malos porque creo que la gente está un poco cansada de la NBA (...) Se han convertido en una organización política, y eso no es bueno", dijo Trump antes de ofrecer este jueves su discurso en la última noche de la convención republicana.

También el jueves, su yerno y asesor, Jared Kushner, restó importancia a las acciones en la NBA al señalar que ellos "pueden darse el lujo de tomarse" una "noche libre del trabajo".

"La mayor parte de los estadounidenses no pueden permitirse por sus finanzas el lujo de hacer eso", afirmó.

La rabia se expandió desde el lunes por Disney World al conocerse el último caso de brutalidad policial contra un hombre afroestadounidense, Jacob Blake, quien fue baleado por la policía de Wisconsin cuando entraba a su camioneta ante la mirada de sus tres hijos.

Historial de activismo

Conformada predominantemente por jugadores negros, la NBA es la liga deportiva del país con mayor trayectoria activista.

Algunas de sus leyendas como Bill Russell o Kareem Abdul-Jabbar, al igual que otras figuras del deporte como Mohamed Ali, dejaron un importante legado en la lucha en favor de la igualdad racial y otras causas como el fin de la guerra de Vietnam.

Después de que sus sucesores, especialmente Jordan, fueran criticados por su reticencia a tomar posiciones políticas, las estrellas de basquetbol de la actualidad, encabezadas por LeBron James, han asumido un rol destacado en el movimiento contra el racismo.

El boicot en Disney World precipitó el miércoles otras negativas a jugar dentro del deporte estadounidense, muy implicado en el movimiento 'Black Lives Matter' (La vida de las personas negras importa) desde las protestas globales desatadas por el crimen del también afroestadounidense George Floyd a manos de un policía blanco en mayo.

En las Grandes Ligas de béisbol se suspendieron tres de los 15 partidos del miércoles y en la liga de fútbol norteamericana (MLS) cinco de los seis juegos. 

En el tenis, la japonesa Naomi Osaka tomó la iniciativa y anunció su retiro de las semifinales del torneo de Cincinnati, que se disputa en Nueva York la semana previa al inicio del Abierto de Estados Unidos.

"No espero que pase nada drástico porque yo no juegue, pero si puedo hacer que empiece una conversación en un deporte mayoritariamente blanco lo considero un paso en la buena dirección", dijo Osaka, de 22 años.

Poco después el torneo de Cincinnati decretó una jornada de pausa el jueves como apoyo al movimiento por la igualdad racial, lo que llevó a Osaka a aceptar jugar las semifinales el viernes contra la belga Elise Martins.

Y también este jueves al menos tres equipos de la liga de football americano (NFL) -los Green Bay Packers, los Indianapolis Colts y los New York Jets- cancelaron sus entrenamientos a dos semanas del inicio de la temporada.

Ls históricas protestas en el deporte coinciden con la convención del Partido Republicano que da inicio oficial a la campaña para la reelección de Donald Trump.

El presidente sostiene que las manifestaciones que sacuden al país desde la muerte de George Floyd son una amenaza de la extrema izquierda y ha reprendido en los últimos años a los deportistas que protestaban, especialmente al exjugador de la NFL Collin Kaepernick.

Trump ha sido ferozmente criticado por jugadores y entrenadores de la NBA incluido el propio LeBron James, quien creó una iniciativa para fomentar el voto en las comunidades afroestadounidenses de cara a las elecciones del 3 de noviembre.