Última Hora

La actividad que registra el coloso desde días atrás y que culminó este domingo por la noche con una importante erupción, obliga a las autoridades a mantener cerrado el acceso al volcán Poás por al menos 24 horas más.

El cierre preventivo es con el objetivo de que los especialistas tengan una ventana de 48 horas de observación y valoración de la información.

La erupción de este domingo por la noche alcanzó los tres kilometros de altura sobre el cráter e incluyó material ácido que se proyectó hacia el mirador.

Con el criterio de los especialistas de la Comisión Nacional de Emergencia coincide el vulcanólogo Raúl Mora quien precisamente visitó el volcán el domingo horas antes de la erupción.

A la actividad registrada recientemente se le suman fumarolas y actividad sísmica.

Lo ocurrido tomó por sorpresa a turistas que tenían reservaciones para ingresar al coloso, pero se encontraron con la situación del cierre.

Todos los negocios de la zona se mantienen abiertos y trabajando con normalidad.

Invitan a todos los turistas para que disfruten del resto de atractivos de la zona.

De no presentarse ningún inconveniente y tras tener un análisis favorable, el parque estaría habilitando su acceso para el día miércoles.