Última Hora

Miles de vecinos de la comunidad de Acosta ya cumplieron casi una semana sin tener servicio de agua potable luego de que el paso de la tormenta tropical Nate dañara los dos principales acueductos de la zona.

La situación ya se está volviendo crítica para las 15.000 personas que dependen de estos acueductos, pues los derrumbes en las vías también complican el abastecimiento a través de camiones.

Armados con estañones y botellas, los mismos vecinos de las diferentes comunidades se han encargado de la distribución en vehículos particulares, pero reconocen que de esa forma no pueden llegar a todas las personas que necesitan del preciado líquido ni tampoco darles suficiente a las demás.

La municipalidad local también reportó daños en otros 16 acueductos locales.

También solicitó la donación de mangueras para tratar de hacer conexiones con algunos de estos y por lo menos habilitar el servicio de manera temporal, así como la necesidad de unas 1.200 pichingas de 20 litros para las labores de repartición.

Observe más detalles en el video adjunto.