Última Hora

Las trombosis han estado en la boca del mundo en las últimas semanas debido a su aparente relación con algunas vacunas contra el COVID-19. 

Pero, ¿sabe qué es esto y cómo hacer para detectar si usted sufre uno? 

Según explicó el doctor Jorge Chaverri, especialista en infectología del Hospital Calderón Guardia, los trombos son sangre que tiene la capacidad de fluir, pero que de repente se convierte en coágulo, es decir, pasa de un estado líquido a un estado estático. 

Aunque la posibilidad es muy poca, estas pueden ocurrir cuando una persona se vacuna, se cae, e incluso sin alguna razón de peso. Sin embargo, si existen algunas condiciones que pueden incidir en la probabilidad de que ocurra.

Estas son como ser fumador, tomar anticonceptivos, pasar mucho tiempo sentado, tener traumatismos, entre otros.

“Recordemos que las causas de trombos son múltiples, no solamente vacunas. De hecho, en este momento no se sabe si realmente hay una asociación entre la vacuna y una producción de trombos, eso es lo que están estudiando”, explicó el médico. 

Existen diferentes tipos de trombosis. Todas tienen chance de ocurrir en caso de vacunación o de los escenarios antes mencionados.

1. En el cerebro. 

Según Chaverri, esta es una de las que más puede preocupar a las personas y la que requiere de un abordaje mucho más rápido. 

"Estas son las trombosis venosas o las trombosis de las venas del cerebro. Por lo general la principal cosa que las personas van a sentir es un dolor de cabeza", explicó. 

El dolor de cabeza debe ser muy fuerte, diferente a los "comunes" que ha sentido el paciente, y que no se alivie a pesar descansar o tomar medicamentos. "Hay dolores de cabeza que uno sabe que se salen de lo frecuente, del dolor usual", comentó. 

2. En el vaso o en el hígado 

El otro tipo son coágulos que se pueden asentar en el abdomen, específicamente en el vaso o hígado. 

Por lo general las personas tendrán un dolor abdominal grave, que puede iniciar de manera general y luego localizarse en un sitio.

3. Brazos y piernas

Las trombosis también pueden ocurrir en las venas y arterias de las extremidades. 

Según el infectologo, en este caso no tiene a suceder en los dos brazos o pierna, solo en uno. 

"Se puede caracterizar porque es un dolor que empieza muy rápido, empieza de repente, que lo que llamamos dolor agudo, o porque se hincha y se vuelve más grande alguno de los brazos o piernas", explicó. 

A conocimiento del doctor, los casos de trombos relacionados, en apariencia, a la vacuna se ubican en esos tres sectores del cuerpo. 

¿Cuándo se debe consultar?

El doctor indicó que las personas siempre deben conocer el "tipo de dolor" que experimentan usualmente. 

A la hora que se tenga alguno de los síntomas, el dolor debe ser demasiado importante para consultar. 

Además, dependerá también del caso particular y los padecimientos de ese paciente. 

"Si yo de repente me pegué una gran comilona y tengo un dolor abdominal hoy y casualmente me puse una vacuna o soy fumador pueden ocurrir dos cosas: que tengo una indigestión (debe conocer cuál es el tipo de reacción cuando hago una comida así) o podría ser que por ser fumador, por la vacuna, o por una cuestión de mala suerte si ocurra una trombosis"; ejemplificó. 

Si el paciente toma algún medicamento, el dolor tampoco desaparece y lo considera necesario puede consultar. 

El médico recuerda que la posibilidad de que esto ocurra es baja, por lo que no hay que alarmarse de más.