Última Hora

Cada año ingresan al Hospital de Niños un promedio de 10 menores que sufren un accidente acuático, de los ellos fallecen entre 1 y 2. Son descuidos que provocan verdaderas tragedias.

Ocurrió este martes en la comunidad de Hotel en Cañas, Guanacaste, cuando un bebé de un año cayó a un canal de riego y falleció.

El menor fue reportado como desaparecido y poco después lo localizaron sin vida en esta zona.

Datos del Hospital de Niños revelan que los accidentes acuáticos con menores son más frecuentes de lo que se cree.

El centro médico recuerda que cuando se trata de niños, no se puede hablar de accidente sino de negligencia, en especial cuando son criaturas muy pequeñas.

Recuerde que basta un descuido de un segundo para que niño sufra una desgracia, por eso esté siempre atento a los lugares en donde juegan y de los objetos que los rodean.