Última Hora

Una de las dos perras rociadas con canfín y quemadas en el cementerio obrero en San José murió esta tarde, la otra continúa en condición delicada.

El sábado en horas de la noche, un trabajador les habría rociado canfín para matarles las pulgas, pero de alguna forma se generó el fuego que les causó graves quemaduras a las dos perras.

Laky tenía quemaduras en el 70 por ciento de su cuerpo y murió este lunes, mientras que Macha en el 40 por ciento.

La denuncia permitió rescatar a los animales, Macha continúa sedada y recibiendo antibióticos, su pronóstico es reservado.

Versiones de personas cercanas al sospechoso indican que tras rociarles canfín para las pulgas, las perras habrían hecho contacto con un cable de electricidad expuesto de forma accidental.

Por la gravedad del hecho y el riesgo que implica para otros perros de la zona, el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) abrió una investigación de oficio.

Debido al proceso las autoridades todavía no se pueden referir al tema, pero aseguraron que brindarán detalles en las próximas horas.