Última Hora

Emprendedores costarricenses, en conjunto con la Universidad de Costa Rica, elaboraron hisopos para realizar las pruebas COVID-19.

Profesionales en medicina e ingeniería desarrollaron estos dispositivos y ya donaron 300 unidades a la Caja Costarricense de Seguro Social.

Las autoridades lo agradecen: debido a la pandemia, conseguir insumos como estos resulta una tarea complicada.

Cada uno de los hisopos tiene un valor inferior a un dólar. Ellos buscan donantes que quieran comprar para entregarlos a los hospitales públicos.

Esta es una muestra más de la gran capacidad de los profesionales de la UCR y otros centros de estudio como el Tecnológico de Costa Rica, quienes, en conjunto con la Caja, buscan soluciones para evitar más muertes por coronavirus.