Última Hora

El tribunal del arbitraje internacional eximió a Costa Rica del pago de $400 millones a la empresa canadiense Infinito Gold por el fallido proyecto minero en Crucitas de Cutris en San Carlos.

La compañía norteamericana demandó al Estado costarricense luego de que un Tribunal Contencioso anulara en 2010 el contrato que había firmado en 2002 bajo la administración de Miguel Ángel Rodríguez.

El proyecto, por el que también visitó los tribunales el expresidente Óscar Arias por declararlo de interés público, fue adversado por grupos ambientalistas y otros expertos por tratarse de explotación a cielo abierto.

En su fallo, el tribunal arbitral determinó que Costa Rica no le denegó justicia a Infinito, ya que los tribunales nacionales observaron correctamente los principios del debido proceso y le brindaron acceso a las oportunidades de defensa necesarias.

“Es legítimo que el país se declarara libre de la minería metálica a cielo abierto, como un objetivo soberano para proteger el medio ambiente; pero, al tomar esa decisión, se tenía que considerar la posible existencia de trámites en curso relacionados con la obtención de un permiso de exploración o explotación minera, y resguardar su situación.

“A pesar de lo anterior, Infinito no demostró que la omisión indicada le hubiera provocado un daño y, por ende, no corresponde que Costa Rica le pague ninguna indemnización”, reza el fallo.

La decisión fue celebrada por las autoridades costarricenses como un triunfo en materia ambiental y legal.

“Este ha sido, posiblemente, el caso más complejo enfrentado por Costa Rica en materia de arbitraje de inversión internacional. Ha requerido un enorme esfuerzo y un trabajo tenaz, prolongado por más de siete años, de un equipo interinstitucional e interdisciplinario que, con tesón, asumió el gran desafío de la defensa.

“El resultado evidencia, una vez más, que los tratados de inversión y la seguridad jurídica que otorgan son sumamente importantes para defender nuestros intereses nacionales”, dijo el ministro de Comercio Exterior, Andrés Valenciano.

El fallo también fue aplaudido por el propio presidente Carlos Alvarado, quien aseguró que Costa Rica es y debe seguir siendo un país libre de minería a cielo abierto.

El equipo nacional que tuvo a cargo la defensa de este caso estuvo liderado por COMEX e integrado por funcionarios de varios departamentos del MINAE, la Procuraduría General de la República, peritos en los campos del derecho administrativo y finanzas y la firma legal internacional Arnold & Porter Kaye Scholer, encarga de coordinar la estrategia y defensa legal en el caso.