Última Hora

En un torneo donde los equipos no se pueden sacar muchas diferencias fecha a fecha, cada jornada es clave. Este fin de semana se disputa la fecha 10 del Clausura y tres duelos podrían aclarar el panorama en el sótano.

Con nueve partidos a su haber, la parte baja de la tabla tiene a cuatro equipos en franca competencia por dejar la cima.

Herediano es noveno, con igual número de puntos. En la casilla 10 y 11 se ubican Cartaginés y Limón, también con nueve unidades y el grupo lo cierra Pérez Zeledón con siete puntos.

Para la parte baja de la clasificación el partido más importante se jugará este sábado a las 8 p. m., cuando florenses reciban a los Guerreros del Sur.

Las implicaciones son claras. Un triunfo rojiamarillo los alejaría de la zona de peligro y los pondría a tocar las puertas de la zona de clasificación, mientras que una derrota sureña los hundiría aún más.

Los últimos choques entre ellos se reparten de manera equitativa, dos triunfos por bando y un empate.

Por su parte, Cartaginés visita a Grecia el sábado a las 3 p. m. Los brumosos viajan al occidente del Valle Central con la posibilidad de alcanzar en puntos a los griegos si logran la victoria, así de cerradas son las cosas en el torneo nacional.

Los brumosos han ganado los últimos cinco partidos contra Grecia y tres puntos serían un respiro para el cuestionado Medford.

La fecha 10 cierra el domingo a las 7 p. m. en el Carlos Ugalde, donde Limón deberá medirse con los locales.

Los caribeños han tenido un torneo convulso, mientras que los Toros del Norte no despegan y son sétimos con 11 puntos.

Dos victorias de San Carlos y tres empates en los últimos cinco partidos entre sí dejan en claro que Limón tendrá una noche complicada.

Un empate es mal negocio para ambos equipos, a los locales los aleja del pelotón de líderes y para los verdiblancos no es suficiente para dejar de pensar en el sótano.