Última Hora

La Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) trasladó a otros departamentos a dos funcionarios involucrados en el caso de la millonaria compra de mascarillas.

Se trata del director de aprovisionamiento de bienes y servicios, y el jefe de área de adquisiciones de bienes y servicios, ambos de la gerencia de logística de la Caja.

La medida cautelar se dictó como parte de la investigación interna que realiza la institución debido a las supuestas irregularidades en la compra millonaria de mascarillas.

Los dos funcionarios serán trasladados por un período de tres meses a otros departamentos de la institución.

En el caso del director de aprovisionamiento, durante este período trabajará en el área administrativa del Cendeisss, mientras que el jefe de área irá a la dirección de proyectos especiales de la gerencia de infraestructura.

La investigación se da por supuestas irregularidades en la adjudicación que obtuvo la periodista Miren Martínez de MR Comunicaciones políticas y el contador público David Landergren para proveer a la Caja de 12 millones de mascarillas. 

Un contrato que suma 4 millones de dólares y en el que ambos proveedores han incumplido con la entrega de las mascarillas.

Por este mismo caso, el pasado 18 de agosto la CCSS suspendió por cuatro meses con goce de salario a Luis Fernando Porras Meléndez, gerente de logística, y a dos de sus asesores de apellidos Vindas Céspedes y Díaz Rivera.