Última Hora

Transportistas de estudiantes armaron un campamento frente a Casa Presidencial, en Zapote, y aseguran que no se irán hasta que las autoridades les permitan trabajar. 

Debido a la suspensión del curso lectivo, los dueños de busetas paralizaron su actividad desde marzo. Seis meses después continúan con cero ingresos y, por eso, toman la decisión desesperada de "plantarse" frente a la sede principal del Poder Ejecutivo.

"Las demandas más importantes que estamos planteando es que se nos permita salir, que el Consejo de Transporte Público (CTP) no cobre canon ni marchamo 2021 porque no va a haber dinero para pagarlo, tampoco el IVA que se le cobra a los estudiantes. Además, estamos planteando que se dé una moratoria a todos los pagos, arreglos en los bancos", explicó Jesús Campos, secretario general de la Asociación Nacional de Transportistas (Anatrans).

"Hay que pagar recibos, hay que comer, hay que mantener a un montón de familias alrededor del país y, sobre todo, hay un bien que ha costado mucho: el carro con el que contamos para podernos mover y a ese carro no se le permite salir, es sumamente difícil", agregó el representante.

La Junta Directiva del CTP ha analizado el tema dos veces, pero ha rechazado las propuestas que están en la mesa. Una es permitirles circular de lunes a viernes de 7 a. m. a 4 p. m “aplicando la restricción vehicular por el último dígito de la placa, para la satisfacción de sus necesidades básicas, tales como acudir a supermercados, farmacias” y la otra aprobar protocolos sanitarios para que el sector pueda realizar servicios ocasionales los fines de semana. 

Manuel Vega, director del CTP, insiste en que la solución está en manos del Ministerio de Salud por tratarse de una emergencia sanitaria. 

"Deben ser las autoridades sanitarias las que nos indiquen los procesos, así lo ha establecido la Junta Directiva del Consejo de Transporte Público, para que el Ministerio de Salud vaya eventualmente a autorizar o no la posibilidad de circular de estas personas que tienen una microbús o un bus de transporte de estudiantes", dijo Vega.

Por su parte, los transportistas de estudiantes creen que se trata de un tema político y económico, de ahí su decisión de establecer un campamento frente a la Casa Presidencial. Piden al presidente de la República, Carlos Alvarado, que los deje salir a trabajar para ganarse el sustento. 

Según el CTP, en el país hay unos 5.100 permisos para transporte de estudiantes.