Última Hora

Lizeth Sandí, de 51 años, es una de las funcionarias de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) que falleció tras el vuelco de una ambulancia en Cartago.

Ella viajaba en la parte trasera de la ambulancia, junto con la otra enfermera fallecida, mientras trasladaban a una paciente COVID-19 de 80 años hacia el CEACO, según indicaron las autoridades judiciales.

Su hermana, Sonia Sandí, conversó con Teletica.com y aseguró que, aunque la noticia es todavía difícil de asimilar, siempre recordará a "Tita", como le llamaban de cariño, como una hija, madre, hermana y abuela especial, alegre y entregada a su trabajo.

Era una de cinco hermanos, madre de un joven de 23 años y hace siete meses se convirtió en abuela. Según cuenta su hermana, "ese nieto la tenía encantada".

"El amor de ella fue su trabajo, siempre fue algo que ella adoró. Casi nunca se incapacitaba, decía que nunca llevaba los problemas personales al trabajo. Es algo que nosotros siempre le admiramos a ella. Yo creo que muy pocas compañeras se daban cuenta cuando ella estaba enferma o mal. Siempre le dio amor al prójimo", dijo.

Llevaba tres décadas de trabajar como asistente de pacientes y dar, día a día, su amor a los enfermos que pasaban por sus cuidados.

"Ella un día de estos me llamó y me dijo que si podíamos ir el 31 de diciembre donde mami porque iba a cumplir 30 años de trabajar y le iban a dar unos días libres", contó Sandí.

El último mensaje

Cada vez que a Lizeth le asignaban algún traslado de pacientes COVID-19, le avisaba a su hermana; ella siempre le daba la bendición. Lo hizo este martes antes de realizar su último traslado, pero ninguna sabía que esa sería la última vez.

"Ayer a las 3:45 p. m. ella me puso un mensaje, decía: 'Sonia voy con un paciente COVID'. Yo me vine para donde mi mamá y le conté que ella iba para allá".

"Ella siempre avisaba cuando iba a un traslado, pedía que no la llamáramos porque tenía que usar el teléfono para ir informando sobre la condición de cada paciente", contó.

La nuera de doña Sonia la llamó algunas horas después de recibir ese último mensaje. Le contó que había ocurrido un accidente con una ambulancia en San Vito. Fue como si supiera que esa era la ambulancia en la que iba su hermana --de inmediato, se esperó lo peor.

"Me dijeron que llevaban un paciente COVID y yo le dije: "Mi hermana iba ahí", pero ella me dijo que no nos apresuráramos. Ya en la noche vimos la noticia y ahí dieron el nombre", dijo.

La otra víctima era una enfermera de apellido Montoya, de 53 años. Según contó Sandí, era del mismo barrio y compañera de trabajo de su hermana.

Youtube Teletica