Las decoraciones navideñas, las luces del árbol y la preparación de los tamales implica un aumento en la factura de los recibos de luz.

Pero en caso de que la instalación eléctrica de su casa esté muy vieja el consumo podría ser hasta un 10% mayor.

Además del gasto excesivo, esta situación podría poner en riesgo a su familia.

Las fallas en los sistemas eléctricos son una de las principales causas de incendios en viviendas, y en esta época los casos aumentan considerablemente.

También debe tener cuidado con las luces que utiliza en las decoraciones de Navidad.

Evite usarla luces viejas, ya que al permanecer enrolladas y guardadas durante mucho tiempo el cableado se desgasta y puede provocar un accidente.