Última Hora

Las cámaras que usted coloca en su casa para seguridad de su familia podrían convertirse en un arma de doble filo y en un aliado para los delincuentes si usted no toma algunas medidas.

Estos ojos electrónicos que usted puede controlar desde un celular o una computadora le ayudan a vigilar su casa mientras no está.

Tener este tipo de vigilancia electrónica y remota es relativamente barato.

En el mercado una cámara con buena definición podría tener un valor de hasta 50 dólares y por medio de una aplicación se puede tener imagen en tiempo real.

Pero todo esto creado para que se su familia se sienta segura puede revertirse y convertirse en un arma para los delincuentes.

A criterio del experto Adalid Medrano, usted puede tomar algunas medidas para evitar que los delincuentes ingresen a su monitoreo familiar.

En el OIJ no reportan casos relacionados directamente con esa forma de operar pero no descartan que los delincuentes traten de ingresar para hacer labores de inteligencia y determinar si hay personas en la casa, qué edades tienen, qué artículos valiosos hay y hasta los horarios de trabajo y escuela de la familia.