Última Hora

Ver animales enjaulados por horas y horas, en las peores condiciones, con poco espacio y amontonados es un problema común en veterinarias y ventas de animales.

Al menos así lo reconoce el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), que ha realizado cerca de 36 inspecciones en estos lugares en lo que llevamos del año.

Tras un recorrido de Telenoticias por algunos de estos establecimientos Senasa recordó que muchos de estos negocios tienen la obligación de mantener a los animales en excelentes condiciones.

No cumplir con estas disposiciones puede acarrearle un problema penal y una sanción administrativa.

Senasa le pide a los ciudadanos continuar con las denuncias para frenar este tipo de situaciones y obligar a los establecimientos a mejorar las condiciones de los animales en venta.