Última Hora

Paola Valverde, Dennis Ávila y el pequeño Naín tuvieron uno de los días más importantes de su vida este viernes. Un proceso de años y de amor que culminó de la mejor manera posible.

Ayer, finalmente, Naín se convirtió en el hijo legal de esta pareja, y lo celebraron en grande: "¡Viva la adopción, tengo mamá y papá!", decía el carro decorado de la familia.

El menor tiene año y medio de vivir con ellos, pero hasta ayer se oficializó ante las autoridades.

"Naín quería una mamá y un papá y aquí están. Nosotros ayer que pusimos esta frase en el carro pretendíamos que él viera que el carro iba pintado como un regalo hacia una cita muy hermosa con el ansiado juez.

"El mensaje es como: 'Tengo esto que es tan importante, tengo una familia, tengo amor, una familia que ama'", contó la mujer.

Durante el trayecto en su casa en Tres Ríos, hasta los Tribunales de Justicia decenas de personas sonaban los pitos de sus carros, les hacían luces y se alegraban por ellos. Para ellos, "ahí iba el amor transitando".


"Nuestros hijos se conocieron en el cielo"

Esta pareja tiene 15 años de casados, y desde siempre tuvieron la espina de la adopción en su corazón.

Este sentimiento aumentó cuando ingresaron como voluntarios a un hogar infantil que queda a 100 metros de su trabajo. Ahí conocieron a Naín.

Su conexión fue inmediata y orgánica. Empezaron siendo mejores amigos, pero, luego de un año y medio de conocerse, se dieron cuenta que Naín se había convertido en "su hijo del corazón".

Transcurrió el proceso con Patronato Nacional de la Infancia (PANI), siempre esperando que él pudiera conseguir la mejor familia posible, fueron ellos u otros padres.

Todo avanzó muy bien y el niño llegó a la casa de ambos, pero la vida los sorprendió con otra noticia: Paola estaba embarazada. Ahora tiene ocho meses de gestación y están convencidos que Naín y Sebastián se conocieron en el cielo.

"Ahora que estamos esperando a Sebas pensamos que ellos dos se conocieron en el cielo y dijeron: 'Vamos a nacer en la misma familia. Yo llego por otro lado, me voy a adelantar, vos llégate más adelante por la pancita de mamá"", contó Dennis, quien es hondureño de nacimiento.

Para Paola, que ha vivido las dos llegadas de sus hijos, tanto de adopción como de gestación, el proceso es exactamente igual si se habla de emociones y sentimientos.

"Celebren las adopciones exactamente igual que celebran los embarazados biológicos. Que cuando alguien les diga que quiere adoptar, celebren esa noticia, porque detrás de esa decisión está la sonrisa de un niño. Hay que celebrarlo en grande", dijo la mamá.

A pesar de que el proceso de ellos duró tres años y medio, consideran que es importante disfrutarlo, y siempre pensando en que es lo mejor para el menor de edad.

"Hay gente que critica mucho al PANI, que dicen que adoptar es sumamente difícil y burocrático y más bien nosotros lo que queremos es que las personas sepan que realmente si es un proceso sencillo", dijeron.

"¿Estás seguro de que ellos sean tus papás?"

Según sus padres, Naín está muy feliz, y se lo hizo saber al juez perfectamente.

"Nos sorprendió mucho cuando el juez le preguntó que si estaba seguro de que nosotros fuéramos su mamá y papá y él desde el fondo de su mascarilla, emitió un "Sí" que pareció como una flor".

Su emoción se notó aún más porque este "Sí", significa que va a cumplir otro de sus sueños: viajar a Honduras."Nos preguntó que si luego de eso podíamos irnos de una vez para Honduras", rieron sus padres.

Esta familia espera haber dejado un mensaje en los corazones de todo el que se topó su carro, y los que lo conocieron en redes sociales.

"Creemos que el mundo en el que vivimos necesita buenas noticias, sin prejuicios, sin tantas preguntas, sin tantas explicaciones, sin tanto chisme. Nosotros nos somos héroes, somos nada más papá y mamá, los verdaderos héroes son los niños que están esperando por una familia", concluyeron.

Spotify TeleticaRadio