Última Hora

El cantón de San Carlos ahora cuenta con un lugar especial para recargar vehículos eléctricos. Un proyecto pretende que esto sea posible en distintas zonas rurales del país.

Esta es la primera "electrolinera" fuera del Gran Área Metropolitana.

La Cooperativa eléctrica de San Carlos la puso en servicio en su sede de Ciudad Quesada, para incentivar la compra de carros que no utilicen combustible.

Unos 1.600 colones cuesta recargar el carro para recorrer 160 kilómetros, el inconveniente es que para hacer esto se necesitan siete horas.

Para una carga rápida de 40 kilómetros se necesita hora y media y cuesta solo 418 colones.

Un proyecto de ley pretende beneficiar a quienes tengan estos carros.

Quienes tengan uno no pagarían marchamo y no tendrían restricción vehicular.