Última Hora

La Sala Cuarta le ordena a la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) dar electricidad a una víctima de violencia doméstica.

La mujer presentó el recurso de amparo porque su supuesto agresor pidió a Fuerza y Luz desconectarle el servicio de su casa.

Un juzgado de violencia doméstica le impuso al sujeto salir de la vivienda, y como el medidor está a su nombre, él pidió que desconectaran la electricidad.

Por unanimidad, los magistrados exigen reinstalar el servicio.