Última Hora

La ruta 27 presenta importantes deterioros en iluminación, demarcación y superficie de ruedo.

Lanamme asegura que esta situación no se debe presentar en una carretera concesionada.

En algunas zonas deterioradas y en otros sectores como la entrada a circunvalación se borró la señalización.

Con los capta luces la situación es similar. En algunos sectores están dañados parcialmente y en otros están totalmente destruidos.

Según el laboratorio de materiales y modelos estructurales es común que las carreteras presenten algún deterioro pero que es obligación del concesionario mantenerla en niveles de excelente estado.

Sobre todo porque los usuarios pagan peaje por utilizar la carretera.

Los problemas también se presentan en la superficie de ruedo. Lanamme asegura que históricamente la ruta tiende a ser resbalosa por lo que se complica el frenado.

Incluso en el próximo informe de evaluación de la vía se incorporarán detalles sobre la exudación de la carretera que la hace más peligrosa porque expulsa líquidos y hace que la vía se mantenga mojada.

La oficina de prensa del Ministerio de Obras Públicas y Transportes señaló que el Consejo Nacional de Concesiones conoce la situación y da seguimiento al problema de exudación.

Incluso ya se han realizado trabajo de perfilado y micro perfilado para disminuir la problemática.

Lo que más extraña es que el contrato de licitación no acepta exudación en el asfalto para esta concesión.

Consultamos a Global Vía por medio de sus representantes de prensa, sin embargo, al cierre de edición no enviaron sus respuestas ni se concretó la entrevista.