Última Hora

Al menos 90 réplicas contabiliza el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (OVSICORI) tras el fuerte sismo de la noche de este martes. La más fuerte ocurrió a las 10:37 p. m. y tuvo una magnitud de 4.1.

Según los datos ya revisados, el movimiento principal ocurrió a las 8:54 p. m. y tuvo una magnitud de 5.3 grados. Se presentó 30 kilómetros al suroeste de Jacó, es decir, en la entrada del Golfo de Nicoya, y tuvo una profundidad de 16 kilómetros.

Walter Jiménez, sismólogo del OVSICORI, explicó a Teletica.com que, normalmente, después de sismos fuertes, es normal que haya réplicas más leves; aunque este no siempre es el caso.

"Normalmente después del evento principal no se presenta un evento mayor, entonces entramos al periodo de réplicas (...) Está dentro de las posibilidades que se presente alguna mayor a la de 4.1, pero mayor al evento principal es muy poco probable", dijo.

Los expertos han determinado que el origen del sismo fue generado por una subducción de la placa del Coco por debajo de la placa Caribe.

"Esta zona tiene un acople débil, la zona de contacto entre las dos placas libera energía con cierta facilidad, generando mucha micro sismicidad a lo largo de todo el año", añadió.

Según el OVSICORI, los lugares donde se reportó sentido el evento principal van desde Pérez Zeledón, pasando por todo el Valle Central, Pacífico Central y algunas zonas de Guanacaste como Nicoya, Santa Cruz o Nandayure.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) no reportó incidentes tras el temblor.

Antecedentes en la zona

El experto aseguró que este mismo epicentro ha sido protagonista de varios ​temblores importantes.

El más reciente ocurrió el pasado 24 de agosto del 2020, cuando se reportó un sismo de magnitud 6.1. Antes de este, el 13 de  noviembre del 2017 se presentó otro de magnitud 6.4, muy cercano al epicentro de ayer.

La referencia mayor ocurrió el 25 de marzo de 1990 en esa misma zona, con un movimiento mayor a los 7 grados.

Youtube Teletica