Última Hora

Seis de los siete miembros de la junta directiva del Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA) presentaron su renuncia irrevocable al cargo por las restricciones presupuestarias que ha sufrido el instituto desde el año anterior.

La renuncia fue presentada el jueves anterior y se hará efectiva el próximo el próximo 31 de agosto.

“Desde principio de año hemos estado viviendo una situación financiera apremiante, la cual nos llevó en abril pasado al cierre de ochos dispositivos de atención y a negociar con proveedores externos la prestación de servicios como seguridad y limpieza, esto con la promesa de que estos servicios serán resarcidos cuando aprueben los presupuestos solicitados.

“Al respecto hemos buscado un acercamiento con el Ministro de Hacienda con el objetivo de exponerle la situación, pero no hemos logrado que nos escuche”, indicó Eugenia Mata, presidenta de la hasta ahora junta directiva.

Además de Mata, renunciaron Isabel Gámez Páez, Rodolfo Vicente Salazar, Patricia Redondo Escalante, Jaime Caravaca Morera y Jessica Bolaños Murillo. El único que se mantuvo en el cargo fue Jorge Araya, representante del Ministerio de Salud en el órgano.

Los recortes en el presupuesto del IAFA, que han sido ampliamente criticados por el instituto y otros diputados como José María Villalta, obligaron a suspender los servicios de seis Centros de Atención Integral en Drogas (CAID) ubicados en zonas altamente vulnerables Cristo Rey, además de los servicios de cuido de personas menores de edad y la atención de centrales telefónicas.

La dirección general del instituto ya había alertado de la preocupación por dejar de atender a más de 5.800 usuarios mayores de edad y un aproximado de 700 personas menores de edad con algún problema de consumo.

“Somos conscientes de la situación económica del país debido a la crisis sanitaria a consecuencia del COVID-19; sin embargo, esto no puede afectar los servicios que IAFA brinda a las personas consumidoras de sustancias psicoactivas.

Presentamos la renuncia como una forma de manifestar nuestro desacuerdo no solo con los recortes desproporcionales realizados al sector salud, sino también por lento trámite de presentación a los decretos presupuestarios por parte del Ministerio de Hacienda, esto a pesar de contar con el apoyo y buen ambiente político a nivel de la Asamblea Legislativa”, finalizó Mata.