Última Hora

Doña Olga Sánchez se levanta bien temprano porque sabe que cerca de las siete de la mañana el agua será como un sueño, simplemente se va.

Ese es un día normal para los 300 vecinos de Santa Aulalia, Alto López y Calle Vainilla, en Atenas.

Desde hace cinco años, tienen problemas con el abastecimiento de agua. Y a pesar de que tienen un pozo que llenan de día por medio de camiones cisterna, el líquido no es suficiente.

En la mañana tienen agua durante dos horas y luego deben esperar hasta las cinco de la tarde.

El desabastecimiento de agua potable provocó que más de la mitad de la población de la zona enfermara de dengue y los virus se contagian con facilidad.

Acueductos y Alcantarillados inició un proyecto para tomar el rebalse de una captación que existe desde hace cinco años y llevar agua potable a esas comunidades.

Pero aseguran que un recurso de amparo interpuesto por vecinos de Tacares, los tiene con las manos cruzadas desde hace cinco meses.

La Sala Constitucional les ordenó realizar varios estudios ambientales, que planean tener listos a finales de febrero.

Según el AyA, el proyecto tiene un avance de un 60%, y aseguran que con el visto bueno del Setena finalizarían las obras en menos de cuatro meses.