Última Hora

Tras una operación de dos horas, expertos reconstruyeron la fractura de mandíbula del manigordo hembra que fue maltratado con un tubo.

Fue un procedimiento complejo. Seis personas, entre veterinarios, técnicos y asistentes, participaron en la cirugía del animal que fue agredido con un tubo al ingresar a un gallinero en Turrúcares de Alajuela.

Primero anestesiaron a Alik, la manigordo de ocho meses, luego la entubaron y comenzó la colocación de los tornillos y las platinas para corregir la fractura de mandíbula.

Tras varios minutos, la operación se complicó. Sin embargo, los especialistas lograron estabilizarla y continuar con el procedimiento.

La empresa Biomet participó del procedimiento y facilitó los tornillos y platinas que se le colocaron al manigordo. Después de dos horas y media, el animal salió de la cirugía.

Alik continúa internada pero se encuentra estable. Le están dando medicamentos muy fuertes para el dolor y tendrá que mantener una dieta blanda.

Los expertos estiman que la recuperación podría tardar unos cinco meses.