Última Hora

El rechazo popular al Gobierno de Carlos Alvarado alcanzó este noviembre cifras récord según la más reciente encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos de la Universidad de Costa Rica (CIEP).

Un 66% de la población encuestada calificó como negativa la gestión de la actual administración, la peor calificación para este Gobierno y el segundo peor porcentaje desde que se tiene registro, solo superado por el tercer año de la expresidenta Laura Chinchilla (2013).

En el otro extremo, solo un 15% mostró su respaldo al actual mandato, para una caída del 50% si se compara con abril anterior en los primeros meses de la pandemia del COVID-19.

La caída también significa el punto más bajo para la imagen del propio Alvarado desde noviembre de 2018, con solo un 15% de apoyo.

El estudio recoge el sentir de la población luego de las manifestaciones del mes anterior contra la negociación con el Fondo Monetario Internacional y la fallida propuesta de nuevos impuestos, lo mismo que las críticas a las restricciones sanitarias y el manejo de la emergencia.

En total se realizaron 696 encuestas entre el 2 y el 9 de noviembre a personas mayores de 18 años mediante un muestreo aleatorio. La encuesta tiene un 95% de confianza y un margen de error de 3,1%.

Caída libre

Los resultados de la encuesta terminan de sepultar el repunte en la popularidad que Alvarado y su Gobierno obtuvieron al inicio de la pandemia, cuando el manejo de la emergencia sanitaria les valió un apoyo de casi dos terceras partes de la población en abril pasado (65%).

Las cifras, ahora, se acercan más a las de hace un año, cuando un 59% calificó negativamente al mandatario y solo un 22% lo apoyó.

En agosto pasado esa tendencia ya había empezado a observarse con un 50% de rechazo y un 26% de apoyo.

“Las valoraciones negativas hacia el presidente Alvarado se muestran con mayor intensidad en los hombres, las personas con estudios secundarios y los adultos de 35 a 54 años que residen en las provincias de Puntarenas y Limón. Por su parte, posee una evaluación positiva mayor en las provincias de Heredia y Guanacaste, entre las personas mayores de 55 o menores de 34 años, y en personas con estudios universitarios”, cita el informe.

El estudio también revela que el pesimismo sobre la situación económica del país se mantiene, con un 87% de los encuestados calificándola de “mala o muy mala” contra un 4,2% que la valora positivamente.

El proceso gradual de reapertura comercial, sin embargo, le valió al Gobierno un repunte en la confianza de las medidas económica ante el COVID-19, con una valoración positiva del 43% de la población contra el 27% de hace tres meses.

Ese crecimiento, empero, apenas si se reflejó en las valoraciones negativas, que pasaron de 44% en agosto a 43% ahora.

Por otro lado, el respaldo a las medidas sanitarias también mejoró, con un 71% de la ciudadanía calificando como “bien o muy bien” las acciones tomadas por el Gobierno, contra un 17% que las calificó como malas o muy malas.