Última Hora

Nacional

Proyecto de ley obligaría a motociclistas a portar en chaleco y casco el número de placa

La iniciativa del diputado Roberto Thompson llega en respuesta al creciente número de actos delictivos en el país que involucran este tipo de vehículos

Juan José Herrera 17/9/2019 10:23

Un proyecto de ley presentado este lunes obligaría a todos los motociclistas a portar un chaleco y casco con el número de su respectiva placa.

La medida, impulsada por el liberacionista Roberto Thompson, llega en respuesta al creciente número de actos delictivos en el país que involucran este tipo de vehículos.

La intención del legislador es promover una reforma a la Ley de Tránsito que obligue a los motociclistas a portar, en material reflectante, el número de placa tanto en el casco como en un chaleco. En el caso del primero la medida será obligatoria para todos los ocupantes del vehículo, mientras que el chaleco sería para el conductor o bien el acompañante en caso de que exista.

“Hemos visto con enorme preocupación el incremento del uso de motocicletas para cometer asaltos y homicidios. Lo que ocurrió en los últimos días nos pone en alerta con respecto al uso de un automotor que entendemos utiliza muchísima gente pero que lamentablemente algunos utilizan para el crimen organizado.

“Lo que pretende la iniciativa es poner en el debate legislativo la posibilidad de regular, a través de modificación a la ley, la identificación plena de los motociclistas mediante estas modificaciones (…) La idea no es restringir ni el número de pasajeros ni el libre tránsito, pero sí darles apoyo a las autoridades de seguridad”, aseguró Thompson.

La iniciativa también exigiría a los motociclistas a exhibir la placa del vehículo tanto en la parte frontal como en la trasera, igual que sucede con los automóviles.

En este último punto el costo y confección de ese segundo metal correría a cargo del Registro de la Propiedad. Los propietarios de motociclistas deberán ir por un juego nuevo de placas y no solo la faltante.

En cuanto a los distintivos en casco y chalecos estos correrán a cargo de cada propietario, aunque según Thompson parte del reto del proyecto será analizar “alternativas de financiamiento” para ayudar a los motociclistas en este cumplimiento.

“La idea no es recargar en el usuario o el propietario estos costos, queremos tratar alternativas de financiamiento que nos permitan avanzar en la regulación. Eso es un tema pendiente, entendemos que no son costos muy elevados, pero sí es sin duda una consideración para los próximos días de discusión”, añadió el legislador, quien dijo aún no tener ejemplos de esas posibles alternativas.

Precisamente el tema de costos ha sido uno de los más cuestionados en iniciativas similares que se han aplicado en países como Colombia o México, también para combatir la creciente delincuencia.

En el apartado de sanciones el proyecto no propone nuevas multas sino la aplicación de las actuales para estas posibles nuevas faltas. También deja abierta la posibilidad de decomisar los vehículos ante estos incumplimientos.

El proyecto, que se discutirá lo antes posible en el seno de la Comisión de Seguridad y Narcotráfico, contará con un transitorio de seis meses, a partir de la publicación de la reforma, para iniciar una adaptación paulatina y así darles oportunidad a todos los usuarios de este transporte de cumplir con los requisitos.

La iniciativa deberá estar dictaminada en un plazo no mayor a 60 días para pasar así a discusión del Plenario.

La propuesta llega en medio de nuevas discusiones sobre los crecientes números de asaltos y asesinatos que involucran motociclistas.

En los últimos días, por ejemplo, volvió a ponerse en tela de discusión la iniciativa que propone impedir que dos personas viajen en una misma motocicleta.

El proyecto actual, sin embargo, aduce que los ejemplos de este abordaje en la región apuntan todos al fracaso, pues los delincuentes optan por viajar en varias motocicletas.