Última Hora

El programa de donación de óvulos de la Unidad de Medicina Reproductiva de Baja Complejidad de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ha hecho un llamado porque tiene muy pocas donantes.

Jerchell Barrantes, coordinador médico de la unidad, asegura que esto ocurre por la falta de sensibilización que existe entre la población sobre esta práctica médica. Actualmente, hay más mujeres que necesitan este procedimiento que las que están donando óvulos. 

El proceso consiste en que las donantes--mujeres que tengan buena salud física, psíquica y sin enfermedades genéticas o de transmisión sexual--, donen sus óvulos a pacientes con problemas de infertilidad.

Las donantes deben cumplir con los siguientes requisitos: ser menores de 35 años -preferiblemente entre 20 y 29 años-, no padecer de obesidad, contar con un seguro social al día, haberse realizado un papanicolaou recientemente y con buenos resultados. La que cumpla con estas características será sometida a una serie de análisis.

"Ya cuando ingresa al programa nosotros nos encargamos de evaluarla a detalle. Descartamos que no tenga enfermedades genéticas hereditarias, que no tenga enfermedad metabólica, que no tenga enfermedad hormonal, que tenga buena reserva ovárica, que no tenga enfermedades psicológicas, y se descarta también enfermedades genéticas. Si efectivamente es una paciente que puede ser donante ingresa para una donación de óvulos", explicó el médico.

El proceso para las interesadas es sencillo: solo deben llamar a la central telefónica 2547-1400 y expresar su interés.

"La realidad es que son muy poquitas, es mucho más la demanda que la cantidad de pacientes que llegan de buena fe. Ese grupo es muy rezagado, quisiéramos que llegaran más pacientes", añadió.

¿Qué ocurre después de los análisis?

A las mujeres que completan los estudios y son candidatas a donantes se les realiza una estimulación ovárica controlada, es decir, se les pone una medicación con el objetivo de que desarrollen unos 10 a 14 óvulos.

Luego, es sometida a una extracción de los mismos.

"Una vez que ya se desarrollaron entra a un quirófano y bajo sedación, no hay herida si no con una aguja fina por vía vaginal, sin dolor, y se extraen el líquido de esos folículos que contienen el óvulo adentro", explicó Barrantes.

Cuando finaliza el procedimiento, se les otorga una incapacidad por siete días para reposar. Siempre se realiza bajo un marco legal de cero obligación con la pareja a la que se le otorga el óvulo.

Las que quieren optar por el tratamiento 

Las mujeres que, en caso contrario, quieren optar por recibir un óvulo donado deben, primeramente, consultar en su área de salud a un especialista de infertilidad. Ahí será referida a las unidades de Medicina Reproductiva y sometida a varios estudios.

Independientemente de si son mujeres casadas o solteras, se debe primero comprobar que tienen una baja calidad ovárica.

"El análisis debe evidenciar que la paciente requiere por su baja reserva ovárica óvulos donados. No es como que uno diga 'Yo quiero usar óvulos', es más bien que el estudio le indica que requiere óvulos donados", dijo.

Hasta el momento cinco mujeres han ingresado al programa para recibir óvulos y una de ellas ya está embarazada.

Youtube Teletica