Última Hora

Cada vez que llueve los nervios se apoderan de unas vecinas de San Miguel de Desamparados.

Su casa se les inunda por lo antiguo de las alcantarillas, quienes viven ahí se quedan atrapados por la gran cantidad de agua que ingresa.

Las alcantarillas son muy pequeñas y tienen muchos años y por el constante asfaltado la calle quedó muy arriba y todo cae sobre las casas.

Las vecinas mencionan que tienen muchos años clamando por ayuda.

Esto ocurre en una vía nacional que es administrada por el Conavi.

En esa institución mencionan que de manera inmediata un grupo de funcionarios realizaron limpieza de basura y aguas negras del sistema pluvial.

Van a esperar si la medida que tomaron servirá, de lo contrario visitarán de nuevo la zona en busca de soluciones.