Última Hora

Los primeros resultados en seres humanos de los sueros equinos contra el SARS-CoV-2 (virus que provoca el COVID-19), desarrollados por el Instituto Clodomiro Picado, son alentadores.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) presentó este viernes los hallazgos preliminares de ese primer estudio aplicado a 27 pacientes de los hospitales San Juan de Dios, Calderón Guardia, México y CEACO.

De esa población, 16 ya fueron dados de alta, cinco permanecen internados y seis fallecieron.

Los investigadores detrás del proyecto explicaron que el principal resultado positivo evidenciado fue una reducción significativa en las necesidades de respiración mecánica para muchos de los pacientes tratados, lo mismo que una mejora en los síntomas de la enfermedad.

“El principal y más notorio efecto es que aquellos pacientes que están en un soporte con ventilación mecánica van reduciendo el requerimiento de oxígeno, lo otro sin duda es la parte de egresos.

“Tuvimos un egreso al día tres de la aplicación que impactó al grupo investigador porque era un egreso muy muy rápido para el tipo de manejo que se estaba haciendo, esa parte es la más impactante, que los egresos salen antes para este grupo de población seleccionado”, señaló el doctor Alberto Alape, del Instituto Clodomiro Picado.

“Muchos investigadores de sitio señalaron que un paciente moderado que sabemos que tiene al menos dos factores de riesgo se comporta como un paciente moderado sin factores de riesgo luego del tratamiento”, añadió.

Las autoridades aseguraron estar muy optimistas con los resultados obtenidos y que el siguiente paso será la definición de una población meta y una nueva dosis para la siguiente fase de investigación antes de llegar a una eventual calificación del suero como medicamento.

Detalles

Las 27 pruebas realizadas se hicieron a inicios de setiembre a pacientes hospitalizados con menos de 10 días de haber presentado síntomas y con edades de entre 31 a 77 años.

De ellos 17 presentaban una infección moderada y 10 severa. Todos tenían al menos dos factores de riesgo asociados.

A 13 les administró una de las dos fórmulas que las autoridades manejan a partir del suero equino, los restantes 14 recibieron la otra variante sin que los investigadores supieran cuál fórmula recibió cada paciente para así mantener la objetividad en el estudio.

Los investigadores reportaron aspectos adversos severos en 13 de los participantes luego de la aplicación, pero el 84% de estos no tuvo relación con el producto suministrado.

El 16% presentó reacciones alérgicas que fueron tratadas con medicamentos comunes y de las que se recuperaron casi de inmediato.

El empeoramiento de su situación se debió, en todos los casos, a condiciones propias de la infección causada por el virus.

A todos los pacientes se les suministró 10 mm del suero por vía intravenosa.

“El estudio está activo y en proceso de análisis para determinar si existe una diferencia significativa entre la eficacia y seguridad entre ambas formulaciones, no hay datos finales todavía, pero la impresión de todo el grupo es que el tratamiento tiene un potencial interesante y es ahí donde estamos visualizando un más allá para esta droga”, dijo Willem Buján, subinvestigador y profesor de la Escuela de Medicina de la UCR.

Buján señaló que con los resultados obtenidos se ha podido determinar una excelente tolerabilidad del ser humano al tratamiento, lo que alienta a la posibilidad de un próximo estudio más ambicioso.