Última Hora

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, estimó este lunes que Nicaragua carece de un "régimen democrático asentado", lo que tensa la ya "difícil" relación que por años han mantenido los dos países vecinos.

Vea: Presidente Solís comenzó este lunes su gira oficial en España

"Ha sido una relación difícil y no lo niego, nosotros tenemos un régimen pluralista, tenemos un régimen democrático muy asentado, que no creo que Nicaragua tenga", dijo Solís en un desayuno en un hotel en Madrid.

"Entendemos que somos países cuya relación está muy tensada por esta percepción distinta de nuestros modelos políticos", abundó el mandatario, en su primera visita oficial a España desde que asumió el poder en mayo de 2014.

Solís criticó las condiciones de las elecciones de noviembre en Nicaragua, donde el presidente Daniel Ortega obtuvo su tercer mandato consecutivo desde 2007, en unos comicios sin la participación de la oposición más fuerte al gobierno, excluida por un fallo judicial, y sin observadores independientes.

Al recordar los contenciosos limítrofes de Costa Rica con Nicaragua, Solís reiteró su preocupación por la compra de armamento ruso por parte de Managua, incluidos 50 tanques.

"Se ha reiniciado un proceso de armamentismo en Nicaragua que no veo como se justifica de ninguna manera, ejercicios combinados con la flota rusa, por ejemplo, en aguas territoriales nicaragüenses", dijo, en referencia a maniobras anunciadas recientemente.

Nicaragua alega que el armamento servirá para combatir el narcotráfico.

Solís aclaró que no considera que estas iniciativas nicaragüenses sean "una amenaza para Costa Rica", pero admitió que "la relación entre los gobiernos sigue siendo fría".

Costa Rica, que carece de ejército desde 1948, reclama ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) 6,7 millones de dólares a Nicaragua en compensación por daños causados a una zona fronteriza invadida en 2010 por el ejército nicaragüense.

En diciembre del 2015, la CIJ condenó a Nicaragua por la ocupación del humedal fronterizo y los daños ambientales causados.

El tribunal internacional también estudia otra disputa territorial entre ambos países, relativa a sus fronteras marítimas en el mar Caribe y el océano Pacífico.

Dentro de su visita oficial, la primera de un mandatario costarricense a España desde 2008, Solís se reunió el jefe de gobierno, Mariano Rajoy, y el rey Alfonso VI.

El martes se reunirá con empresarios, en su búsqueda de mayor inversión de España, ya el segundo país inversor en Costa Rica.