Última Hora

El presidente Carlos Alvarado defendió esta tarde la pertinencia de negociar un acuerdo de financiamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Lo hizo en el marco de la última sesión de trabajo con las diferentes organizaciones que integrarán, a partir del próximo jueves, el proceso de diálogo multisectorial en busca de soluciones a la crisis financiera, económica y social que afecta al país.

La sesión de hoy terminó de afinar la metodología de ese diálogo y la temática a tratar. Precisamente, diferentes grupos insistieron porque entre los temas se discutiera la pertinencia o no de ese acuerdo con el FMI, cuya primera propuesta ya fue ampliamente rechazada por prácticamente todos los sectores.

“El objetivo que nos reúne acá es llegar a una serie de propuestas de consenso para resolver la situación fiscal del país y de paso lograr una mejora en materia de empleo, combate a la pobreza y reactivación económica.

“Teniendo una solución acordada de esa envergadura se nos abre la puerta de tener una negociación con el Fondo Monetario Internacional, ¿con qué propuestas? Con las que hemos acordado aquí”, dijo el mandatario.

Alvarado insistió en que de este proceso pueden salir acuerdos y condiciones para presentarle al Fondo en esa propuesta de financiamiento para atender las necesidades económicas del país en los años venideros.

“Queremos tener con todos y todas los aquí presentes una propuesta balanceada que sea una solución y eso eventualmente podrá ser sujeto a lo que llevemos al FMI. Posiblemente ahí se desarrolle una discusión ideológica sobre lo que representa el fondo o no, pero también ahí es algo que podemos analizar, con números, y ver cómo el tema del FMI es uno que nos abarata en el tiempo la solución por los beneficios derivados que tiene”, insistió el Presidente.

Diferentes organizaciones advirtieron que la discusión de la pertinencia o no de ese acuerdo no estuvo entre las propuestas que discutieron con sus bases y que por lo tanto preferían apegarse a lo definido el miércoles anterior.

Dentro de los pocos cambios avalados este viernes están que dentro de los siete ejes temáticos propuestos se incluya el fraude fiscal junto a la evasión y la elusión.

Además, se acordó que las sesiones se realizarán de manera presencial y que solo aquellas organizaciones que demuestren una imposibilidad material de asistir podrán hacerlo de manera virtual, resguardando eso sí todas sus garantías de voz y voto.

También se definió que los diferentes sectores no harán una exposición de las propuestas presentadas sino que el equipo técnico se encargará de presentar las observaciones a cada propuesta y que este no tendrá posibilidad de veto de ninguna idea planteada.

También se acordó que el Poder Ejecutivo será el que invite al Legislativo a la mesa y esto sucederá cuando ya existan propuestas concretas de consenso.

Las 60 organizaciones participantes tendrán hasta el próximo martes a las 5 p. m. para enviar sus propuestas, que serán evaluadas el miércoles por el equipo técnico y discutidas en las sesiones presenciales de jueves, viernes y sábado.

Esa primera semana las temáticas a tratar serán reactivación económica, empleo decente y combate a la pobreza así como propuestas fiscales de alto consenso.

La siguiente semana será el turno de la evasión, elusión y fraude fiscal, gestión de la deuda pública y activos del Estado.

Finalmente, la última semana será el turno de la eficiencia, inversión y gasto público, ingresos y exoneraciones.

El 21 de noviembre se presentarán las conclusiones y propuestas finales, que deberán tener el consenso de todos los presentes. Si esto no sucede, el Presidente abogó porque se deje por escrito cuál o cuáles organizaciones fueron las que votaron en contra de propuestas de mayoría.