Última Hora

En medio de una gran caravana Limón recibió el féretro que llevaba el cuerpo de Kevin Fernández Noguera, el oficial de Tránsito que murió este 26 de mayo tras ser atropellado por un conductor.

El cuerpo de Fernández fue trasladado desde el Gran Área Metropolitana hasta el Caribe.

Una vez en Limón, sus compañeros de Tránsito, Fuerza Pública, Policía Municipal, Cuerpo de Bomberos y un importante grupo de taxistas informarles escoltaron la carroza fúnebre, hasta llegar al lugar de velación.

El sospechoso del atropello fue detenido por la Fuerza Pública minutos después del suceso, aunque la tarde del jueves fue puesto en libertad con medidas cautelares, como firmar una vez cada 15 días y mantener domicilio y lugar de trabajo fijo.

La familia del fallecido pide que se haga justicia y exigen medidas más drásticas.

Fernández tenía tres años de laborar en la delegación de Tránsito de Limón, estaba casado y deja tres hijos.

Sus honras fúnebres serán este sábado en el cementerio local.