Última Hora

La Policía de Tránsito detuvo a una conductora en estado de ebriedad esta mañana.

Los oficiales detectaron que la mujer tenía problemas de conducción y le pidieron que se detuviera.

La alcoholemia realizada en el sitio dio resultado positivo y, por eso, la autoridad trasladó el caso a la Fiscalía.

Hasta el 31 de octubre de este año, 1.700 conductores han sido remitidos al ministerio público por manejar en estado de ebriedad.

La policía ha hecho 14.000 pruebas de alcohol en carretera y han aplicado su respectiva sanción administrativa.