Última Hora

La Policía de Fronteras decomisó este fin de semana los mayores cargamentos de pólvora contrabandeada en el Caribe sur y Pacífico sur. 

En total se contabilizaron 257.881 unidades de material pirotécnico procedentes de Panamá.

La incautación más grande se dio en el puesto de Kilómetro 35 de Guaycará, Golfito, Zona Sur, cuando los oficiales fronterizos revisaron un automóvil que venía de Paso Canoas.

El vehículo era conducido por un sujeto de apellido Fernández, quien llevaba a bordo 180.000 unidades de espantasuegras y 60.000 bengalas.

Asimismo, en Sixaola las autoridades decomisaron 17.881 unidades de pólvora ilegal. 

Esto ocurrió durante la revisión de vehículos en la carretera que comunica a Limón con Sixaola, a la altura de Cataratas, cerca de Bribrí.

Según detalló el comisionado Allan Obando, el pasado viernes, en la localidad de Hone Creek, distrito de Cahuita, Talamanca, los oficiales fronterizos interceptaron un vehículo en el que además de licor contrabandeado, el conductor llevaba 7.620 unidades de pólvora.

El domingo fueron descubiertos dos cargamentos más, el primero de ellos iba a bordo de un vehículo conducido por un hombre de apellido Salguera, quien llevaba 7.659 unidades de diversos tipos de pólvora, entre los que sobresalen artículos de pólvora explosiva, pues solo de metralletas llevaba 7.200 unidades, además de otros conocidos como 'crackers' y truenos.

En un segundo vehículo, conducido por un hombre de apellido Rojas, la policía localizó 2.602 unidades, también en su mayoría pólvora explosiva, ya que de metralletas cargaba 2.400 unidades, así como otras denominadas momentos de terror, de las que transportaba 25 unidades.

Los casos quedaron ahora en manos de la Fiscalía de Bribrí, la cual ordenó decomisar todos los productos ilegales.