Última Hora

Debido a la emergencia provocada por la influencia indirecta del huracán Eta, este martes, el presidente de la República, Carlos Alvarado, declaró estado de emergencia nacional a partir de una recomendación de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE).

Así lo informó el presidente de la CNE, Alexánder Solís. Señaló que este decreto facilitará a las instituciones el manejo de la emergencia a través de la agilización de los trámites de contratación para los procesos reconstructivos más urgentes.

Solís enfatizó que el decreto le permite a la CNE tomar una serie de medidas administrativas, operativas y económicas, "trabajando la emergencia en la rehabilitación, recuperación o habilitación de servicios impactados por la emergencia".

En la primera etapa de atención, la CNE atendió a la población que fue impactada por Eta, con precipitaciones que superaron los 800 milímetros acumulados en algunos puntos de la Vertiente del Pacífico.

Posterior a la declaratoria, la CNE realizará una convocatoria a las instituciones para identificar las necesidades prioritarias y los recursos que se van a requerir. A partir de la información suministrada, la CNE se abocará a la elaboración del Plan General de la Emergencia.

La emergencia provocó la movilización de 2.056 personas hacia 77 albergues temporales en 23 cantones.  En total, se estima 325.000 personas afectadas, de forma directa e indirecta, por las lluvias generadas por Eta.  

Producto de la crecida de ríos o la obstrucción de caminos, 23 comunidades quedaron aisladas. Se reportan al menos 79 puntos de afectación en rutas nacionales, tres puentes, tres diques y 20 sistemas de agua potable.


Hasta el momento, la CNE tiene previsto una inversión de 957 millones.