Última Hora

"Nosotros también somos prioridad". Con este lema, las personas con Síndrome de Down solicitan a las autoridades ser incluidas en los grupos prioritarios de vacunación contra el COVID-19. 

Rosette Kleiman, presidenta de la Asociación Síndrome de Down de Costa Rica (Asidown), explicó que tienen condiciones genéticas que los hacen pacientes de riesgo ante el coronavirus.

Ellos envejecen prematuramente, es decir, personas de 30 años podrían reaccionar a la enfermedad como si tuvieran 60 años. 

"Ya se han publicado varios artículos de que las personas con Síndrome de Down, por varias razones de su condición genética y que hay un envejecimiento prematuro, tienen mucho más riesgo de tener complicaciones severas y de morir", indicó Kleiman. 

Además, por su misma condición, muchos de ellos desarrollan patologías que suman al riesgo, como diabetes, hipotiroidismo, cardiopatías y el sistema inmunológico mucho más débil. 

Incluso, la asociación tiene datos de al menos dos personas con Síndrome de Down que fallecieron la semana anterior: una de 21 años y otra de 30. 

“Son personas que al enfermarse de COVID responden de una forma mucho más grave”, añadió. 

Esta población ronda las 4.000 personas. Según Asidown, no están incluidas en ningún grupo de prioridad, por lo que únicamente les tocaría ser vacunados de acuerdo a su edad.


¿Qué dicen las autoridades?

La organización ya ha enviado tres cartas al Ministerio de Salud, Caja Costarricense de Seguro Social y Comisión de Vacunación, desde diciembre 2020, pero no han recibido respuesta. 

"Solamente el Ministerio de Salud contestó "recibido", pero no han contestado si sí, si no, por qué sí, por qué no”, dijo Rosette Kleiman. 

Teletica.com consultó a ambas instituciones si se analizará el tema, pero al cierre de esta nota no se obtuvo respuesta. 

“Son personas jóvenes en edad cronológica, pero por su condición genética, tienen un envejecimiento prematuro. Una persona de 30 años es como si tuviera 50 o 60 años (...) No es un tema de tener discapacidad, es un asunto de la constitución genética de la población con Síndrome de Down”, concluyó la presidenta. 

Actualmente, la expectativa de vida en las personas con esta condición ronda los 65 años.