Última Hora

Nacional

Personas podrían establecer en un testamento vital si desean eutanasia

El proyecto de ley planteado días atrás establece que cada quien podría decidirlo previamente ante el riesgo de que en un futuro pueda caer en estado de coma.

Rodolfo González 6/5/2019 12:22

Si una persona desea no recibir atención médica para alargar su vida  en caso de que cayera en  estado de coma o inconsciente, podría manifestarlo en un testamento vital y, si lo hace,  su voluntad debería ser respetada.

Así lo establece el proyecto de ley planteado la semana pasada por la diputada oficialista Paola Vega, quien lo explicó ampliamente en el programa 7 Días radio de este lunes.

El proyecto señala en su artículo cuatro que ese testamento vital debería formalizarse ante notario público y sería necesario que hubiese dos testigos. Ese testamento podría ser recovado en cualquier momento por la persona que lo suscribió.

Mediante esta voluntad anticipada, la persona señalaría de manera  “libre, consciente e informada su decisión de obtener una muerte digna y de y no someter a tratamiento médicos innecesarios y de rechazar la utilización de máquinas o medios artificiales para mantener la vida”, reza el proyecto.

Vea también: Proyecto de eutanasia está lleno de contradicciones, asegura exdirectora de Cuidados Paliativos

¿Qué pasa si no hay testamento vital?

¿Qué pasa en el caso de que una persona sufra de algún percance o enfermedad y quede en estado de coma y no dejó testamento vital? El proyecto establece en el artículo cinco que sería los familiares cercanos los que definan si se aplica eutanasia. Los que tendrían esta posibilidad serían los cónyuges, hijos o hijas mayores y, faltando estos, sus padres, seguidos de sus familiares más cercanos por consanguinidad.

Desde que se planteó este proyecto se han dado voces a favor y en contra. El Colegio de Médicos y Cirujanos hasta el momento ha optado por no pronunciarse al respecto.

Por su parte, voces como la de Lisbeth Quesada, exdefensora de los habitantes y exdirectora de cuidados paliativos del Hospital de Niños señaló que el proyecto tenía muchas contradicciones.