Última Hora

Un grupo de personas con capacidades diferentes evaluaron la accesibilidad del nuevo edificio de la Asamblea Legislativa.

Se trata de los primeros visitantes del nuevo recinto legislativo, que este próximo lunes celebrará su primera sesión del Plenario.

La visita fue impulsada por la diputada del PAC Catalina Montero y la Comisión de Discapacidad y Adulto Mayor, así como la Unidad de Discapacidad de la Asamblea Legislativa.

Los visitantes hicieron la validación a través de un recorrido guiado.

“Después del recorrido nos pudimos reunir y nos hicieron, tanto a las diputadas presentes como a las autoridades legislativas y responsables de la construcción, una serie de observaciones de aspectos tecnológicos y físicos que deben corregirse para mejorar aún más la accesibilidad”, dijo Montero.

Este martes se inició el proceso de traslado al nuevo inmueble. Ese proceso debía comenzar el lunes; sin embargo, diferencias entre la empresa constructora y el Banco de Costa Rica (a cargo del contrato) retrasaron la entrega formal.

“Teníamos que recibir el edificio el domingo en horas de la noche, pero en una última revisión el ingeniero del Banco de Costa Rica a cargo de esa evaluación final encontró detalles de construcción que no le satisficieron.

“Son detalles de acabado en pisos y pintura, por lo que el Banco no aceptó esas condiciones y lo recibió bajo protesta con la condición de que la empresa constructora las solucionaría”, explicó el presidente del Congreso, Eduardo Cruickshank.

Ese retraso, según el legislador, amenazaba la sesión del próximo lunes, pero un ajuste en los horarios de trabajo mantuvo la fecha en pie.

“Lo que hicieron fue redoblar esfuerzos, trabajar hasta horas de la noche para recuperar el tiempo perdido y que el lunes ya tengamos todo listo para esa primera sesión”, finalizó Cruickshank.